martes, 8 de diciembre de 2009

Carlos Machado Allison // Cifras agrícolas ¿quién tiene la razón?


La pregunta es si lo producido alcanza para satisfacer la demanda. La respuesta es no.

El ministro Elías Jaua señaló ayer en Televen que, a lo largo del proceso de recuperación de tierras que ha impulsado el Gobierno, la producción agrícola creció 21%" &"Jaua, en sus declaraciones de ayer, señaló que cuando se ha reunido con los distintos gremios de productores del país y les ha interrogado acerca de cómo se ha comportado la producción agrícola en los últimos diez años, todos le indican que ha crecido, pero luego los productores llaman a los medios a decir lo contrario" (El Universal, 30/11/2009). ¿Quién tiene la razón, el ministro o los productores?

Ambos, porque cuando se quieren reducir cosas complejas a frases simples, pues se cometen errores. Aclaro entonces: En los diez años que van de 1999 a 2008, y con errores u omisiones, la producción nacional vegetal y total ha aumentado en una cifra que se acerca a la señalada por el ministro. Es decir, que aumentó de 16,5 millones de toneladas a 19,7. Pero lo que el ministro no dijo es que en ese lapso, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas la población aumentó de 23,4 a 27,9 millones de habitantes, es decir 4.522.041 consumidores nuevos. Entonces el número de kilogramos producidos por persona resulta casi idéntico en 1999 que en 2008. Es decir, como lo he señalado muchas veces: "no es que se acabó la agricultura, lo que ocurre es que se estancó".

En gramos por persona y año: entre 1999 y 2008 el país produjo 553 gramos más de cereales, 3 de leguminosas, 18 de oleaginosas, 145 de caña de azúcar y 69 de hortalizas, pero 3 gramos menos de raíces y tubérculos, 83 menos en frutas y 1 menos en café, cacao y tabaco. Al final de la década, intervenidas más de 2 millones de hectáreas, subsidios, enormes créditos, nuevas redes de distribución y transporte, el país produce apenas 703 gramos más de productos vegetales y 79 de cárnicos que se distribuyen en 84 gramos más de pollo, 18 de cerdo, pero 23 menos de carne bovina. Como verán, 637 de los 783 "nuevos gramos", es decir el 81%, corresponde a cereales y pollos, luego, caña de azúcar con 18%. Las cifras restantes, algunas negativas, dan lugar a la necesidad de importar 7,5 mil millones de dólares porque hay que alimentar a los 4 y medio millones de nuevos habitantes. El ministro tiene razón al señalar que ha aumentado el consumo y así fue porque parte de los petrodólares, que no fueron pocos en ésta década, llegaron al consumidor. Eso el gobierno lo sabía ¿o confiaba en que no aumentaría ni la población ni el consumo? Hemos tenido muertos como arroz, pero no tantos como para cambiar las cifras de producción y consumo.

La pregunta relevante es si lo producido alcanza para satisfacer la demanda. La respuesta es no y por ello tenemos inflación elevada y un gasto excesivo en dólares para garantizar la seguridad alimentaria. Nada en contra de importar lo necesario para impedir más inflación, pero mucho cuando las políticas impiden producir lo suficiente. En el 2009 las cifras gordas van a enflaquecer y nos llevarán a los valores de hace unos años atrás. En el 2009 cerraremos con otro crecimiento poblacional, 450.000 nuevas bocas que alimentar y una caída en el consumo no menor al 5%. ¿No será mejor dialogar con los productores y agroindustrias, crecer en transparencia y combatir la inflación?

Artículo de opinión
8 de Diciembre de 2009
http://www.eluniversal.com/

lunes, 7 de diciembre de 2009

Pedro Palma \\ Confianza

El éxito en la implementación de políticas públicas o acciones gubernamentales depende en gran medida de la confianza y el convencimiento del público acerca de su necesidad, conveniencia y la decisión de las autoridades de implantarlas cabalmente. Si estos condicionantes no están presentes es poco probable que la aplicación de esas decisiones oficiales culminen con buena estrella, particularmente si estos actos pueden repercutir sobre los intereses o el patrimonio de las personas.

Un buen ejemplo que ilustra lo anterior es la reciente intervención de cuatro bancos locales. Al momento de tomarse la acción, voceros del Gobierno informaron, como debe ser, las razones que habían llevado a tomar esa decisión, anunciando que uno de los objetivos centrales que se buscaba era proteger los intereses de los depositantes, quienes no debían abrigar temor alguno, ya que, al hacerse la intervención a puertas abiertas, la operatividad de los bancos no se vería afectada y, en consecuencia, los depósitos del público estaban garantizados y podían ser movilizados sin restricción alguna.

Unos pocos días después, sin embargo, los mismos representantes gubernamentales anunciaron que la intervención sería a partir de ese momento a puertas cerradas, lo que impedía el acceso a los fondos allí depositados, e informaron que Fogade garantizaría los depósitos hasta por un monto máximo de 10.000 bolívares. Esto, obviamente, representó un vil engaño para muchas personas e instituciones que, confiando en la palabra gubernamental, dejaron sus fondos depositados en los bancos intervenidos, para luego verse impedidos de acceder a sus recursos, que en muchos casos representan los ahorros de toda una vida y el sustento de personas mayores.

Representantes del alto gobierno han venido anunciando que en los próximos días podrían ser intervenidos nuevos bancos, y que incluso pudiera intervenirse toda la banca, y afirmado que lo que viene es la hegemonía de la banca pública, dando lugar a interpretaciones extremas y, obviamente, erradas, tales como que toda la banca privada está viciada.Realmente, me causa estupor ver la ligereza con que se hacen semejantes comentarios sin reparar en las consecuencias que los mismos pueden desencadenar.

¿Quién puede confiar en que las eventuales nuevas acciones de intervención tendrán como objetivo central la protección de los intereses de los depositantes, como tiene que ser? ¿Qué confianza pueden inspirar anuncios de este tenor? ¿Por qué ha de esperar el Gobierno que ante la incertidumbre y el riesgo que han creado tales mensajes los agentes económicos no busquen proteger su patrimonio, como sucedería en cualquier economía? Ojalá no se desencadenen acciones generalizadas en respuesta al clima de desconfianza que estos anuncios han creado, pues ellas podrían acarrear consecuencias muy adversas que afectarían a todos los venezolanos, particularmente a los más pobres, que son los que más desprotegidos están y que son los que menos tienen que ver con los descalabros que hoy vivimos.

Hay que hacer un llamado a la sensatez y a la cordura. Las autoridades tienen que tomar conciencia de la necesidad de manejar estos delicados asuntos con decisión, pero a la vez con la mayor discreción, serenidad y lógica. Las arengas y las amenazas públicas tienen que cesar, porque ellas en nada contribuyen a solventar los problemas. Por el contrario, los agravan y exacerban, lo que puede generar consecuencias muy adversas y costosas para todos los venezolanos.

Artículo de opinión
Lunes, 07 de diciembre de 2009
www.el-nacional.com

Henry Gómez Samper\\ Motores del progreso humano

ANTES SE PENSABA que el principal impulso al crecimiento económico provenía de los recursos naturales, pero este ya no es el caso. Hoy día es el conocimiento lo que mueve la economía mundial. Los motores de la economía del conocimiento son las universidades, junto con empresas de avanzada. Las universidades latinoamericanas según la visión global aportan muy poco y sus empresas aun menos. Felizmente, Venezuela cuenta con algunos centros académicos de reconocido prestigio, entre ellos el IESA, que celebra sus primeros 40 años.

UN ANALISIS DE FONDO publicado por la revista The Economist señala que las universidades, no menos que las empresas, deben ser competitivas. Dejar de serlo lleva a instituciones venidas a menos, como el de la Universidad Humboldt, de Berlín. El premio Nobel le fue otorgado a ocho de sus profesores de 1900 al 09, a seis de 1910 al 19, a cuatro en los años 20, seis en los 30, uno en los 40 y cuatro en los 50. Y del 56 a hoy, ¡ninguno!

La universidad competitiva, de acuerdo al citado análisis, es la que lleva el pulso del mercado, tiene visión global, atrae diversidad de estudiantes y es financiada, antes que por el gobierno, por fuentes variadas.

El IESA cumple con tales criterios de competitividad. Es el primer proveedor de formación gerencial en toda América; solo en el presente año, más de 7.000 gerentes provenientes de más de 400 empresas e instituciones venezolanas y de países vecinos acudirán a sus aulas. Ninguna institución norteamericana se le acerca. Haber alcanzado tal éxito en formar ejecutivos evidencia la competitividad del IESA en el mercado.

También cumple el IESA con los demás criterios para medir la competitividad académica. Su programa de Master en Administración es acreditado por los más exigentes entes de la especialidad, el AACSB en Estados Unidos y el AMBA en Gran Bretaña. Desde sus inicios el IESA ha estado vinculado a prestigiosas escuelas de gerencia y su presidente encabezó por varios años tanto el Consejo Latinoamericano de Escuelas de Administración como el Interman, la red mundial de escuelas de gestión.

EL GENERAR CONOCIMIENTOS de gestión sobre empresas e instituciones venezolanas y latinoamericanas ha llevado a que el IESA sea mundialmente reconocido. Tales aportes se debaten día a día en sus aulas por ejecutivos y estudiantes de diversa procedencia. Su método de aprendizaje centrado en el participante hace que el estudiante antes que el profesor sea quien protagoniza la acción en el aula.

EL LETARGO de instituciones que alguna vez lideraban la generación del conocimiento se atribuye a políticas públicas que desalientan la competitividad, así como a la práctica de asignar al profesorado decisiones colegiadas que afectan el desempeño. El IESA ha logrado ser competitivo por tratarse de una institución privada, cuya gestión ha estado a cargo de figuras de recia personalidad Carlos Lander Márquez, Santiago Vera Izquierdo, Ramón Piñango y el actual Jonathan Coles acompañados de profesores de la talla de Moisés Naím y Janet Kelly, por mencionar apenas dos de ellos.

De proliferar los centros académicos donde se premia la investigación y se realizan aportes al conocimiento, América Latina quizá podrá superar su actual mediocridad en el ranking mundial de las universidades y acompañar a las de Norteamérica, Europa y Asia como motores del progreso humano.

Artículo de opinión
05 de diciembre de 2009
www.el-nacional.com
hgomez@iesa.edu.ve

viernes, 4 de diciembre de 2009

Miguel A. Santos \\ Con la banca es diferente

El cierre de bancos ha desatado una ola de pánico que ha puesto en riesgo a otras institucionesQuizás se puede trazar el comienzo de todo a los meses posteriores a la huelga general y el paro petrolero de 2002-2003. Quizás a partir de entonces el gobierno se convenció de que podía prescindir de la ciencia, de la capacidad gerencial, de la experticia, acaso también de la honradez.

Quizás fue ahí que le perdió el miedo a ocuparse de todo y se sintió omnipotente: Todos los años de estudio y experiencia de aquellas dieciocho mil personas, después de todo, no eran tan necesarios. Surgió el deprecio por el conocimiento y ese vano sentimiento de posibilidad, exteriorizado con la socarronería característica del incrédulo venezolano: "Fíjate tu, todo lo que decía esta gente del petróleo, ¿y qué paso? ¡Nada! Ahí esta Pdvsa sacando petróleo y Chávez tan campante".

El que no haya "pasado nada" es más que discutible. Desde entonces la industria ha perdido 35% de su capacidad productiva y le ha caído encima una deuda colosal, que mantiene su percepción de riesgo a nivel de bonos basura. Tras el petróleo vino el directorio del BCV, la telefonía fija y móvil, Sidor, la electricidad, el agua, las compactadoras de cemento. De todos estos espacios fue desalojado el conocimiento, imponiéndose la ignorancia, la soberbia autocomplaciente, a ratos también el saqueo. Ahora parece haberle tocado el turno al sistema financiero.

La semana pasada el gobierno intervino, a puertas abiertas primero y cerradas después, cuatro bancos. Ese cambio tan drástico en cuatro días ha sido atribuido por algunos a la necesidad de darle tiempo a los entes del Estado, que representan 72% de los depósitos del conjunto, de retirar su dinero. Uno de esos bancos (Canarias), era la única institución privada a través de la cual se podían realizar los pagos por importes de registros y notarías públicas. Este episodio parece ser, más que un caso de saqueo de los bancos por partes de sus accionistas privados (como ocurriera en 1994), uno de utilización de varios bancos para vaciar la Hacienda Pública.El cierre de los bancos ha desatado una ola de pánico que ha puesto en riesgo a otras instituciones. Los 10.000 Bs.F. en depósitos que garantiza Fogade equivalen a sólo 1.754 dólares a tasa paralela; en contraste con los 16.770 de 2001 o los 34.400 de 1994 (ambas cifras en dólares de hoy).

Si esta crisis se circunscribe a esas cuatro instituciones o se extiende a través de la banca y desemboca en la nacionalización del sistema financiero, es algo que vamos a poder ir midiendo en los próximos días. Según se comporte el gobierno en el proceso de auxilio y apoyo a las instituciones que han sufrido fuertes corridas de depósitos se podrá prever cuál fue la verdadera intención inicial. Sólo entonces vamos a saber si esto ha sido un accidente o una política.

En cualquier caso, vale la pena tener en cuenta que la banca es diferente. Si bien es cierto que en las demás áreas que ha ocupado el Estado se ha beneficiado de cierta inercia operacional, también es verdad que hemos subestimado su capacidad de destrucción y que ahora las crisis se presentan cada vez más rápido, de forma simultánea, como una sola voz. La banca es diferente: sacudir de aquí a la experticia técnica, la experiencia y el conocimiento tendrá consecuencias inmediatas.

Artículo de opinión
Viernes, 03 de diciembre de 2009
www.eluniversal.com

Pedro Palma sostiene que el año 2010 la prioridad del gobierno es política

UNIÓN RADIO)- El economista y presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, Pedro Palma indicó que el año 2010 está signado por una prioridad política. “Lo que va a privar es el factor político al momento de hacer políticas públicas”, dijo.
(Flash JC)- Sugirió al gobierno nacional evitar declaraciones incendiarias, al considerar que “eso es altamente contraproducente porque estamos jugando con las expectativas del público”

Estima que esto puede llevar al gobierno a hacer todos los esfuerzos por incrementar su gasto público, por inyectar recursos a la economía, “con la finalidad de crear una sensación de abundancia, de que hay dinero en la calle y que volvemos otra vez a poder aspirar a la bonanza petrolera, para que se transforme en resultados favorables desde el punto de vista electoral”.

Entre las consecuencias mencionó que “la oferta monetaria puede crecer y podría estimular los niveles de producción, pero la gran pregunta es cómo va a reaccionar la oferta de bienes y servicios que se puedan adquirir”.

Sin embargo, destacó que “existe una dependencia de suministros externos muy alta y, a menos que se dispongan de las divisas para poder realizar las importaciones en cantidades suficientes ello podría generar ciertos problemas de carácter de escasez que se traduzcan en presiones alcistas de los precios”.

Palma sostiene que para el año 2010, la inflación representa la gran incógnita, porque estima que el gobierno, en el proceso de incremento de recursos dentro de la economía, “puede verse tentado a echar mano a una fuente ilimitada de creación de dinero primario, como es el Banco Central con la modificación reciente de la Ley del BCV”.

Llamado a la sensatez
El economista, Palma hizo un llamado a que prive la sensatez en las actuaciones y señalamientos que el Ejecutivo nacional haga sobre la situación del sistema financiero del país. “El Estado tiene que ir con pie de plomo y con una planificación muy bien clara y estructurada en el momento en que actúe sobre cualquier ente bancario”, señaló.

Sugirió al gobierno nacional evitar declaraciones incendiarias, al considerar que “eso es altamente contraproducente porque estamos jugando con las expectativas del público”.

Entrevista en Unión Radio
Viernes, 04 de diciembre de 2009
http://www.unionradio.net/Actualidad/index.aspx?NewsId=34335

Fernando Branger \\ Luz y crédito de carbono. Una oportunidad

Como ya hemos mencionado en artículos anteriores, la situación actual del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) es bastante complicada. La suma de una serie factores ha creado casi la tormenta perfecta. Pero acá queremos contribuir con soluciones.

Una de esas soluciones podría estar en la generación distribuida en manos privadas, las cuales obtendrían aportes a capital a todo lo largo de la vida útil del proyecto con el único compromiso de verificar la reducción de los gases efecto invernadero (GEI).

En las granjas porcinas, por ejemplo, se produce una gran cantidad de efluentes que normalmente son tratadas generando GEI y luego depuestas en las aguas servidas. Sin embargo, ese "efluente" puede ser depositado en una gran "laguna de tratamiento" tapada (biodigestor) y de allí extraerle el gas metano (CH4) en forma de biogas. Este biogas se puede quemar para producir vapor o servir de combustible para generar energía eléctrica.

Cada pequeño productor de energía tendría entonces energía suficiente para autoabastecer, pudiendo inclusive llegar a venderle energía al SEN. Este ejemplo con sus variaciones puede ser aplicado para centrales azucareros, destilerías y rellenos sanitarios, entre muchos otros.

Para obtener financiamiento podrían optar, en principio, por el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) y por los mercados voluntarios de Carbono. Ambas opciones permitirían generar un flujo de capital para proyectos que demuestren una reducción sustancial de emisiones de GEI. De este modo los compradores de créditos de Carbono, en países desarrollados que requieren completar sus metas de reducción de emisiones, o empresas privadas que, por responsabilidad social, desean neutralizar las emisiones de su actividad (la FIFA en la copa del mundo), financian en otro lugar proyectos que reduzcan las emisiones de GEI.

El MDL es un instrumento financiero que nace a partir del Protocolo de Kyoto y que podría ser utilizado por países que, como Venezuela, no son parte del Anexo I. Lamentablemente, en Venezuela no se puede optar por el MDL debido a que el gobierno aún no ha creado la Autoridad Nacional Designada (AND), la cual debe sólo debe emitir una conformidad a cada proyecto que quiera presentarse ante las Naciones Unidas para verificar su reducción de emisiones de GEI.

El mercado voluntario, por su parte, puede servir para desarrollar actividades concretas mientras se solventa la falta de una AND local. Los créditos de Carbono de mercados voluntarios no dependen de la estructura de las Naciones Unidas para sus transacciones y tienden a ser más ágiles para ser ejecutadas (menos tiempo y costo) aunque implican menor valor que los Créditos.
Lo que proponemos entonces es hacer las modificaciones de ley y las actuaciones administrativas pertinentes, de manera que se puedan utilizar las facilidades de financiamiento por parte de particulares y promover la ejecución de proyectos de generación eléctricos, los cuales se beneficiarían de los mecanismos antes descritos. Tenemos entonces una solución, donde centrales azucareros, cochineras y destilerías, entre otras, pueden contribuir con el servicio eléctrico sin que ello implique erogaciones de parte del sector público y reduciendo el impacto ambiental Convirtamos un problema en una oportunidad.

Artículo de opinión
Viernes, 04 de diciembre de 2009
www.iesa.edu.ve

jueves, 3 de diciembre de 2009

José Manuel Puente


¿Cómo ve el crecimiento de la economía para 2010? Siendo medianamente optimista, estimo que el crecimiento de 2010 podría ser muy bajo. Entre 0 y 1%. Lo cual, en términos per capita, termina siendo contracción.

2 ¿Qué sectores de la economía serán más impactados con la reducción presupuestaria? Es evidente que el Gobierno va a desarrollar o va a decretar créditos adicionales a lo largo de 2010, pero se le va a hacer muy difícil decretar un volumen de créditos adicionales de 70 u 80 millardos, que pudiera mantener en términos reales constantes del presupuesto de 2010 con respecto a 2009. El 2010 es un año de restricciones presupuestarias y lo que uno puede ver, en términos de presupuestos e instituciones, es que todas las partidas son menores, en general: el presupuesto de educación, salud y regiones se reducirá. Es decir, casi todas las partidas del presupuesto son esencialmente menores que en 2009.

3. El Gobierno basó su cálculo para el presupuesto con un barril a 40 dólares. ¿Cuál hubiese sido un cálculo más acertado? Es evidente que 40 dólares por barril es un precio subestimado, dado los precios actuales. De hecho, la cesta petrolera venezolana cerró el lunes en cerca de 71 dólares. Es decir, uno podría pensar que hay alta probabilidad de que la cesta esté por encima de 60 dólares promedio en el año 2010. Lo que debe hacer la Asamblea Nacional cuando hay un error en la estimación en los precios del petróleo, de los ingresos, es devolver el Presupuesto al Ejecutivo para que éste replantee las premisas y haga el recálculo del precio del petróleo. Hay un juego estratégico en esta subestimación.

4¿Para qué se hace esta subestimación? Para poder contar con ingresos a lo largo de 2010. Así poder asignarlos de la forma más discreta por dos vías: en primer lugar en créditos adicionales a las instituciones, gobiernos regionales o proyectos que interesan políticamente al Gobierno y segundo, para poder hacer aportes al fonden

Entrevista para El Mundo Economía&Negocios
Jueves 03 de diciembre de 2009
www.elmundo.com.ve

Con la banca es diferente

Quizás se puede trazar el comienzo de todo a los meses posteriores a la huelga general y el paro petrolero de 2002-2003. Quizás a partir de entonces el gobierno se convenció de que podía prescindir de la ciencia, de la capacidad gerencial, de la experticia, acaso también de la honradez. Quizás fue ahí que le perdió el miedo a ocuparse de todo y se sintió omnipotente: Todos los años de estudio y experiencia de aquellas dieciocho mil personas, después de todo, no eran tan necesarios.

Surgió el deprecio por el conocimiento y ese vano sentimiento de posibilidad, exteriorizado con la socarronería característica del incrédulo venezolano: “Fíjate tu, todo lo que decía esta gente del petróleo, ¿y qué paso? ¡Nada! Ahí esta PDVSA sacando petróleo y Chávez tan campante”. Lo curioso es que estas expresiones, en una época de muy pocas coincidencias, se podían escuchar de igual forma en el gobierno o en la oposición.

Luis Pacheco, uno de esas “gentes del petróleo”, lo ha puesto esta semana en su blog en los siguientes términos: “el tiempo ha demostrado que la corporación (PDVSA) tenía mas resiliencia de lo que la mayoría pensaba”. De todas las definiciones que existen acerca de esa palabra hoy tan de moda, es evidente que Luis se refiere aquí a la capacidad de acomodar golpes, qué otra cosa sino eso es lo que ha recibido nuestra industria petrolera desde entonces. No se refiere a la versión más amplia y más aceptada por estos días, la capacidad de hacerle frente a los imprevistos y absorber las peores dificultades, y salir con los atributos básicos de nuestra libertad intactos. Esta última concepción de resiliencia, que he tomado de Joshua Ramo, es también la que más falta nos hace por estos días.

El que no haya “pasado nada” es más que discutible. Desde entonces la industria ha perdido 35% de su capacidad productiva y le ha caído encima una deuda colosal, que mantiene su percepción de riesgo a nivel de bonos basura. Tras el petróleo vino el directorio del BCV, la telefonía fija y móvil, SIDOR, la electricidad, el agua, las compactadoras de cemento. De todos estos espacios fue desalojado el conocimiento, imponiéndose la ignorancia, la soberbia autocomplaciente, a ratos también el saqueo. Ahora parece haberle tocado el turno al sistema financiero.

El gobierno decidió intervenir, a puertas abiertas primero y cerradas después, cuatro bancos. Ese cambio tan drástico en apenas cuatro días ha sido atribuido por algunos a la necesidad de darle tiempo a los entes del Estado, que representan 72% de los depósitos del conjunto, de retirar su dinero. Pero esta explicación a ratos suena demasiado ingenua para ser verdad. Cuesta pensar que para recuperar su dinero el Estado necesite mantener el banco abierto, como si no hubiera otros mecanismos menos transparentes y más efectivos de llegar a lo mismo.

Me inclino a pensar que los intervinieron sin una idea clara del desfalco que allí se había gestado. Uno de esos bancos (Canarias), era la única institución privada a través de la cual se podían realizar los pagos por importes de registros y notarías públicas. Este episodio parece ser, más que un caso de saqueo de los bancos por partes de sus accionistas privados (como ocurriera en 1994), uno de utilización de varios bancos para vaciar la Hacienda Pública.

El cierre de los bancos ha desatado una ola de pánico que ha puesto en riesgo a otras instituciones. Los 10.000 Bs.F. en depósitos que garantiza FOGADE equivalen a sólo 1.754 dólares a tasa paralela; en contraste con los 16.770 de 2001 o los 34.400 de 1994 (ambas cifras en dólares de hoy). Si esta crisis se circunscribe a esas cuatro instituciones o se extiende a través de la banca y desemboca en la nacionalización del sistema financiero, es algo que vamos a poder ir midiendo en los próximos días.

Según se comporte el gobierno en el proceso de auxilio y apoyo a las instituciones que han sufrido fuertes corridas de depósitos se podrá prever cuál fue la verdadera intención inicial. Sólo entonces vamos a saber si esto ha sido un accidente o una política. En cualquier caso, vale la pena tener en cuenta que la banca es diferente. Si bien es cierto que en las demás áreas que ha ocupado el Estado se ha beneficiado de cierta inercia operacional, también es verdad que hemos subestimado su capacidad de destrucción y que ahora las crisis se presentan cada vez más rápido, de forma simultánea, como una sola voz. La banca es diferente: sacudir de aquí a la experticia técnica, la experiencia y el conocimiento tendrá consecuencias inmediatas.

Artículo de Miguel Ángel Santos
Blog del profesor
http://miguelangelsantos.blogspot.com/2009/12/con-la-banca-es-diferente-version.html

Ediciones IESA fomenta la cultura emprendedora venezolana

Los ejemplares estarán disponibles a nivel nacional
*** Se trata de tres publicaciones sobre emprendimiento en Venezuela, cada una con un enfoque distinto que inspiran y motivan a los futuros empresarios.

Caracas, 1 de Diciembre de 2009.- El Centro de Emprendedores del IESA junto a Ediciones IESA, lanzan tres nuevas publicaciones que más allá de servir de guía, son un gran aporte a la cultura emprendedora venezolana. Cada una de estas ediciones aborda, de manera sencilla y directa, un tema actual y se dirige a todas aquellas personas que buscan empezar, desarrollar o cambiar un negocio hoy en día.

El libro Estrategias en tiempos de turbulencias, cuyos editores son Roberto Vainrub y Michael Penfold, ilustra cómo diferentes empresas a pesar de desarrollarse en una economía turbulenta e inestable, como es la venezolana, han logrado sobrevivir y además han crecido y mejorado en los últimos tiempos.

Por su parte, ¿Quieres cambiar tu organización? Guía práctica para conducir el cambio de María Helena Jaén, vicepresidenta del IESA, Rebeca Vidal y Daniel Mogollón, expone porqué es tan difícil establecer un proyecto de cambio en las organizaciones, y propone a través de diferentes esquemas analíticos, la aplicación de procesos para producir dichos cambios.

Así mismo, el libro Emprendedores venezolanos: ¿Cómo convirtieron sus sueños en realidades? de los profesores Rebeca Vidal y Federico Fernández, sirve de lección a todo aquel que busca empezar un negocio propio en tiempos de incertidumbre. Diez historias exitosas de emprendimiento venezolano sirven de ejemplo para demostrar que ante todo lo más importante es lograr un balance entre identificar una oportunidad y saber aprovecharla con los recursos necesarios y el apoyo de un equipo de trabajo efectivo.

El IESA, con el propósito de impulsar y motivar a nuevos empresarios recomienda estos libros que servirán de guía para incentivar la cultura emprendedora en el país. Estos ejemplares están a disposición del público interesado en las librerías a nivel nacional. Para mayor información o duda se pueden comunicar con Ediciones IESA a través del teléfono 58-212-5554263 o a través del e-mail ediesa@iesa.edu.ve.

Sala de prensa, IESA
www.iesa.edu.ve

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Pavel Gómez \\ Prevenido al bate

El título de este artículo se usa en el béisbol para referirse a quien espera por su turno al bate cuando su antecesor ejerce su oportunidad de enfrentar al pitcher. Aquí tiene una acepción metafórica para referirme a quienes esperan su oportunidad para pasar al frente de los grandes guisos, una vez que algunos grandes peces se han enredado en las redes de la justicia.

El cuento es sencillo: en estos días asistimos al circo de los cuatro bancos intervenidos; a la exposición de personajes que supuestamente se han enriquecido en negocios con el Estado; a la estimación de las fortunas que crecieron con la revolución bolivariana. Pero al final alguien está "prevenido al bate", esperando por su oportunidad de oro, pensando en cómo puede sustituir a los caídos y correr con mejor suerte, o salir justo a tiempo. Y todo esto porque las oportunidades siguen allí, porque la posibilidad de enriquecerse depende del sistema y no sólo de la astucia de algunos individuos.

Las oportunidades de riqueza súbita serán mayores mientras haya abundancia de petrodólares y mientras el gobierno ­o mejor dicho, la burocracia­ domine más sectores industriales, tenga más bancos, administre más comercios, venda e importe más alimentos, en fin, mientras más avance este capitalismo de Estado disfrazado de socialismo del siglo XXI. Yo creo que el Estado tiene un rol muy importante que jugar, lejos de los sueños neoliberales de los mercados autorregulados.

Pero de allí a esta hipertrofia burocrática, a este desenfreno hegemónico, hay un largo trecho. Veamos este pantano estatista desde varias perspectivas. En un país, o en un campamento como este, rebautizado con el eufemismo de "República Bolivariana", que depende exclusivamente de la renta petrolera desde que Juan Vicente Gómez abriera las válvulas, es fácil que germine el rentismo.

Desde la tercera década del siglo XX, nuestra dirigencia política optó por convertir al país en un vagón pegado a la locomotora petrolera. Al mando, en la cabina que nos guía, unos señores deciden quién se lleva los grandes negocios; quién se enriquece en un cuarto de hora; quién se asocia con los ministros; quién se viste de testaferro. Esto ha sido así desde el benemérito para acá, aunque en cada cambio del sistema político nuevos actores invoquen la eficiencia militar o la democratización de la renta petrolera.

Se han escrito muchas cosas sobre los sistemas políticos rentistas, pero quiero mencionar apenas dos. En una vertiente de la literatura económica se habla de cómo cuando los burócratas suman dos más dos, caen en cuenta de que habrá más oportunidades para ellos en tanto más negocios estén en manos de la burocracia y en cuanto haya más controles, alcabalas y documentación exigida.

La corrupción está relacionada con las instituciones gubernamentales y con el proceso político: mientras mayores y abundantes sean las empresas del Estado, entonces mayores serán las comisiones, sobreprecios y negocios relacionados. Mientras mayores sean los controles, más oportunidades de cobro habrá por "abrir el portón" y dejar que fluyan los privados.

Una segunda vertiente de la literatura especializada se concentra en cómo se asigna el talento en economías dominadas por los llamados "buscadores de rentas". Mientras en economías productivas el talento se asigna a la innovación productiva u organizacional ­y de esta manera se acelera el crecimiento económico­, en las economías rentistas el talento se asigna a buscar la manera de redistribuir riqueza (no a crearla) y de esta forma se limita el crecimiento de largo plazo.

Piense en estas cosas; vuelva a leer la prensa de estos días e imagine quien está "prevenido al bate" esperando su turno después de la alharaca, después de los insultos presidenciales, después de la pose muy seria del ministro, después del show del caído en desgracia.

Artículo de opinión
Miércoles, 02 de diciembre de 2009
www.elmundo.com.ve

Gustavo Roosen \\ Para superar dificultades

Acuerdo-desacuerdo, satisfacción-disgusto, aprobación-descalificación suelen ser las reacciones ante los índices que publican organismos internacionales u otras instituciones sobre temas tan diversos como pobreza, derechos humanos, competitividad, gobernabilidad, corrupción, transparencia, desarrollo humano, desarrollo democrático. Pocos se preguntan, sin embargo, cómo fueron elaborados, en qué se fundamentan, qué se puede aprender de ellos.

Analizábamos, a este propósito, el Índice de Transformación Bertelsmann, BTI, instrumento creado por la Fundación Bertelsmann de Alemania con el propósito de medir las variables democracia, economía de mercado y gerencia política de diversos países y contribuir al desarrollo de estrategias exitosas de transformación política, social y económica.

El Índice de Transformación Bertelsmann publica dos rankings: el índice de Status, que clasifica a los países de acuerdo con el avance de su democracia y economía de mercado, y el de Gerencia, que los ordena en función del desempeño gerencial de su liderazgo. La más reciente medición, la de 2008, aplicada a 125 países, sobre la base de 6.500 evaluaciones, 17 criterios y 52 indicadores, ubica a Venezuela en la posición 79 en el índice de Status y 119 en el de Gerencia.

Analizados los criterios con los que se mide la dimensión Gerencia y las preguntas a partir de las cuales se describe su estado, para el caso Venezuela resalta de manera preocupante la enorme brecha que separa nuestras deficiencias de la capacidad del liderazgo nacional para superarlas.

Cuando la aspiración de los Estados modernos es hacia una democracia efectiva y una economía de mercado socialmente responsable, nuestra realidad choca con evidencias tan alarmantes como, por una parte, un debilitamiento del imperio de la ley, de la institucionalidad, de la separación de poderes y, por otra, con una entorpecedora confusión entre una altisonante prédica socialista y la construcción de un ineficiente capitalismo de Estado.

Analizadas las debilidades, resalta la falta de eficiencia en el uso de los recursos, el desperdicio de capacidades y talentos, la incapacidad para coordinar políticas públicas estables, la falta de planificación y el desorden administrativo, espacio para el florecimiento de la anarquía y de la corrupción, permitida por incapacidad o complicidad, enfrentada de forma insincera.

Tan grave como esta dificultad es la incapacidad para construir consensos, para decidir los objetivos económicos y sociales del país sin imposiciones ni exclusiones, para abonar y desarrollar un proceso de reconciliación, para gerenciar los conflictos y resolverlos por los caminos del diálogo, de convocar de manera leal la participación de la sociedad, no en espera de adhesiones sumisas o interesadas sino de actitudes críticas y constructoras.

La falta de prioridades bien definidas y compartidas, el predominio de la improvisación o de la visión de corto plazo y de los intereses políticos o personalistas inmediatos limitan la capacidad gerencial del Estado venezolano.

La incapacidad para aprender de los errores, de corregir rumbos y de incorporar transformaciones con oportunidad y flexibilidad terminan en la adhesión a utopías retrogradas que, lejos de adelantar propuestas de futuro, aceleran el retroceso.

Para superar las dificultades hay que conocerlas. El Índice de Transformación Bertelsmann es una buena clave.

Si algo revela el BTI es nuestra limitada capacidad realizadora y la falta de políticas para acortar distancias, superar las dificultades, construir, en definitiva, el futuro, con estabilidad, responsabilidad y esperanza.

Artículo de opinión
Miércoles, 02 de diciembre de 2009
www.el-nacional.com

José Ramón Padilla \\ Aliarse para sobrevivir

Hoy en día no hay mejor negocio para una empresa que protegerse ante los riesgos del entorno

En tiempos de cambio e incertidumbre, cuando los riesgos del entorno son mayores, las empresas no deben actuar convencionalmente. Muchas organizaciones se juegan hoy su supervivencia y deben repensar sus estrategias y formas de actuación. Para sobrevivir las empresas deben entender la lógica de los procesos políticos y sociales que ocurren en su entorno, identificar aliados en actores hasta ahora distantes y construir nuevas redes sociales.

Hoy en día no hay mejor negocio para una empresa venezolana que protegerse ante los riesgos del entorno y, precisamente, una alianza bien diseñada con organizaciones comunales puede brindar esa protección. La historia que sigue es elocuente.

El 23 de abril de 2009 el Instituto Nacional de Tierras (INTI) anunció la intervención de varias propiedades agrícolas en el estado Aragua, alegando que no estaban cumpliendo con el plan de siembra elaborado por el Ministerio de Agricultura y Tierras. Estas medidas, denominadas "rescate de tierras", suele ser un paso previo a la ocupación definitiva por parte del Estado. Entre las propiedades afectadas figuraba, la Hacienda Santa Teresa, ubicada en El Consejo. Propiedad de la familia Vollmer, la hacienda está dedicada, entre otros rubros, a la siembra de caña de azúcar y es asiento de la empresa Ron Santa Teresa, una las principales destilerías de Venezuela.

El INTI ocupó 44 de las más de 300 hectáreas de la hacienda, alegando, que ese lote no cumplía los requisitos mínimos de productividad, establecidos en 80 toneladas por hectárea.

Antes de la ocupación, desde el año 2000, los Vollmer habían puesto en práctica un ambicioso programa de responsabilidad social que abarca varias actividades: desde la regeneración de jóvenes delincuentes de la zona para convertirlos en trabajadores productivos (el conocido Proyecto Alcatraz) hasta el desarrollo de técnicas de construcción de viviendas populares que permitió a muchos habitantes de los sectores más empobrecidos de El Consejo mejorar sus condiciones de vida.

Gracias a estos programas, la empresa afianzó sus lazos con la comunidad y se convirtió en un actor querido y respetado por los vecinos.

Es esta comunidad la que sale en defensa de la empresa durante la ocupación de la hacienda. Diversos medios de comunicación destacaron que todos los consejos comunales de las poblaciones de El Consejo y La Victoria apoyaron a la familia Vollmer. A fin de cuentas, la mayoría de los 700 empleados directos de la hacienda son miembros de esos consejos.

A los pocos días, el Gobierno tomó la decisión de revertir la expropiación de las 44 hectáreas de la hacienda. Esto se explica en parte porque sus propietarios demostraron al INTI que las tierras estaban en operatividad y que no incumplían el plan de siembra elaborado por el Ministerio de Agricultura y Tierras. Pero esta no debe ser toda la explicación puesto que las otras propiedades afectadas en la misma zona, por idénticas razones, corrieron con otra suerte y permanecen ocupadas por el INTI. Sin duda, la posición de la comunidad fue decisiva.

Artículo de opinión
Miércoles, 02 de diciembre de 2009
http://www.eluniversal.com/
padillabadia@gmail.com

martes, 1 de diciembre de 2009

Formar líderes de ventas

Por: Juan Manuel Salamanca - Lun, 30/11/2009

El turbulento escenario económico vivido el 2009, marcado por la crisis y caracterizado por bajos niveles de ventas en la mayoría de los sectores económicos, ha traído consigo oportunidades únicas para capturar un mayor trozo del mercado y también para ganar experiencia en el difícil arte de la comercialización. Y es que cuando las vacas están flacas, son los equipos de ventas los que deben hacer lo imposible por revertir la situación y sacar adelante a sus empresas.

"En tiempos difíciles, la responsabilidad de las compañías suele recaer en las ventas, y generalmente es este departamento el que termina sacando a la empresa a flote a través del logro de objetivos a veces imposibles", dice Jorge Menéndez, profesor de la escuela de negocios venezolana IESA. Ante una situación de crisis, agrega, el líder de ventas debe ayudar a la empresa a adecuar los productos a la situación de emergencia y por eso la formación de sus ejecutivos es elemental.

IESA lanzó recientemente el Programa de Desarrollo Gerencial para Líderes de Venta, dirigido a ejecutivos de alto nivel y que tengan una basta trayectoria en el mundo de la comercialización. "No se aprende a gerenciar un equipo de ventas en un salón de clases, sino en la calle, negociando precios y condiciones, aplicando inteligencia competitiva, asesorando y ganándose a los clientes", sostiene Raquel Puente de IESA, escuela que busca utilizar la recesión como un campo de entrenamiento para líderes de ventas.

"Nuestro éxito radica en reunir a gente con mucha experiencia en el área, pero proveniente de diferentes industrias y con historias distintas", precisa Puente, agregando que desde esa base la misión es complementar, afinar y desarrollar las competencias vitales de un ejecutivo.

¿Cuáles son las características que diferencian a un líder de ventas? El Inventario de Personalidad del Vendedor (IPV), una prueba psicológica que busca medir las habilidades de un vendedor, establece tres atributos claves:

•Disposición general para las ventas: Facilidad para llevar a cabo transacciones, relaciones, combatividad, persuasión y control de sí mismo.
•Receptividad: Cualidades empáticas y capacidad de adaptación, lo que implica control y resistencia a la frustración.
•Agresividad: Capacidad para soportar situaciones conflictivas o provocarlas con el deseo de triunfo, y de mantener una actitud dominante y competitiva.
Además, el IPV propone otros nueve rasgos complementarios: la comprensión, la adaptabilidad, el control de sí mismo, la tolerancia a la frustración, la combatividad, la dominancia, la seguridad, la actividad y la sociabilidad.

En esta línea, Raquel Puente -quien también es coordinadora del Centro de Mercadeo IESA- resalta el rol de las comunicaciones como un valor fundamental en ventas, tanto del cliente al vendedor como del vendedor al cliente: "En ventas, comunicación es sinónimo de negociación", precisa.

José Carreras Schroeder, profesor de mercadeo de la ESAN de Perú, sostiene que "en el fondo, el líder de ventas debe tener empatía, sensibilidad, vocación de servicio, ambición, automotivación y tenacidad". La ESAN también ofrece un Programa de Alta Especialización (PAE) en Dirección de Ventas, el cual consta de dos módulos: instrumentos de venta y planeación/acciones.

Carreras señala que los ejecutivos de ventas deben estar preparados para enfrentar momentos duros, donde lo importante es concentrarse en los pilares de la empresa: "Para vender bien es clave regresar a las raíces del negocio". Y estos son los cuatro pasos fundamentales:

1.Re-definir qué se va a vender: Priorizando los productos, líneas, marcas o categorías en función a su contribución en la rentabilidad de la empresa.
2.Re-pensar a quién se le va a vender: Enfocándose siempre en los clientes, pero privilegiando los más importantes.
3.Re-diseñar cómo se va a vender: Estableciendo la estrategia para entregar las ofertas de valor, alineando además la organización y esquemas de trabajo según las necesidades de los clientes.
4.Re-orquestar contra quién se va a vender: Cuestionar y aprender de la competencia, aplicando brainstorming para flanquear creativamente a los competidores y asimilando sus mejores prácticas, ya sea con benchmarking o con tecnología de lo obvio, es decir: imitar, igualar y superar.

Reportaje especial de Educaméricas
Prof. Raquel Puente
http://www.educamericas.com/La-formacion-de-un-lider-de-ventas

lunes, 30 de noviembre de 2009

Lanzamiento empresarial IESA 2009


Lanzamiento empresarial 2009

Este jueves 3 de diciembre, a partir de las 5:30 pm se llevará a cabo el Lanzamiento Empresarial 2009 en el Auditorio Vollmer del IESA.

IESA 30 de noviembre 2009 - La bienvenida de este evento estará a cargo de Francisco Sanánez, Presidente del IESA y contará con la participación especial de Roberto Vainrub, Fundador del Centro de Emprendedores del IESA, quien presentará el libro “Emprendedores Venezolanos: Cómo convirtieron sus sueños en realidades”.

Por su parte, Nunzia Auletta, Directora del Centro de Emprendedores del IESA, dará a conocer los resultados del Global Entrepreneurship Monitor. Asimismo, se anunciará el nuevo egresado que pasará al Salón de Fama de Egresados Emprendedores y finalmente el brindis en el área de exposición de los emprendedores.

El lanzamiento dedicará parte de su agenda a las exposiciones de los siguientes emprendedores: Luis Fornez, Gustavo Capiello, Enrique Coll, Francisco Velandia, Johanna Juzga, Matilde Ramirez, Jorge Seijo, Víctor Valera, Valeria Savino, Amado Carlos Mosquera

Es de entrada libre, Asistan!

Sala de prensa, IESA
www.iesa.edu.ve

viernes, 27 de noviembre de 2009

Pedro Palma\\ Toma de fincas afecta a unidades de producción

INTOPRESS/CARACAS, NOVIEMBRE 25 - Advirtió el presidente de la Academia de Ciencias Económicas, Pedro Palma, que "el constante hostigamiento gubernamental, a través de la "toma" de fincas en varios estados del país, está afectando a las unidades de producción y contribuye al aumento de los precios".

-La decisión del régimen en los últimos días de intervenir 31 propiedades en los estados Guárico, Barinas, Táchira, Mérida, Trujillo y Zulia, evidencia que ha montado un esquema fuertemente represivo en su marcha hacia el socialismo, contrario a la libertad y a la rendición de cuentas, agregó.

El también economista y profesor del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA) criticó la actuación de los efectivos de la Guardia Nacional y el Ejército, como soporte en la "ola" de intervenciones de manera simultánea en tierras que están productivas.

-La Fuerza Armada Nacional en vez de estar tomando finas privadas, debería estar custodiando la frontera para impedir el paso del narcotráfico y la guerrilla, dijo.

Al mismo tiempo, sostuvo que "muchas de las tierras asaltadas se encuentran hipotecadas con la banca y al ser intervenidas dejarían de pagar los créditos solicitados por los productores".

Finalmente, resaltó que "mientras más reprime el gobierno, peores son los resultados y más débil se vuelve el estado, no importa cuán armado ande".

Noticias aparecida en Intopress
Viernes, 27 de noviembre de 2009

Prof. Rebeca Vidal\\Familias empresarias y volatilidad

Es una realidad en Venezuela y el mundo que la mayoría de las empresas nacen como negocios de familia, pues los emprendedores suelen proponer a sus familiares la idea de asociarse en un marco de confianza.

Entre el 5 y el 6 de noviembre se llevó a cabo en la ciudad de Bogotá un encuentro latinoamericano de familias emprendedoras, organizado por Step (Successful Transgenerational Entrepreneurial Practices), iniciativa en la cual participa el Iesa junto con 11 escuelas de negocios latinoamericanas.

En una mesa de trabajo, los familiares empresarios dieron respuesta a la siguiente pregunta: ¿Por qué algunas familias empresarias deciden quedarse y continuar invirtiendo en su país de origen a pesar de la volatilidad del mercado? Entre las reflexiones de los presentes, se mencionaron las siguientes razones: Por nuestra responsabilidad con nuestros familiares y las generaciones futuras Por el sentido de responsabilidad social hacia nuestros empleados y sus familias Porque cuando la patria está en crisis se necesita trabajar más por el futuro Porque en épocas de crisis algunos lloran y otros venden pañuelos, y los más exitosos serán los que vendan los pañuelos y den solución a las necesidades de la gente
Por el deseo y el compromiso de continuar con el legado de nuestros padres y abuelos.

Aunque no es tarea sencilla conducir las relaciones laborales cuando los nexos sentimentales están de por medio, las familias empresarias tienen la ventaja de compartir valores que transmiten a sus negocios. Además, la visión de oportunidades ha sido clave para el manejo de la volatilidad en los casos de familias emprendedoras.

Columna del Centro de Emprendedores
Viernes, 27 de noviembre de 2009
www.elmundo.com.ve

jueves, 26 de noviembre de 2009

Prof. Ramón Piñango \\ Desastre y vacío


Unos cuantos ámbitos de la vida nacional son considerados por los especialistas zonas de desastre, dada la diversidad y profundidad de los problemas que los afectan. Ese es el diagnóstico que se hace, por ejemplo, de la educación, la salud, la vialidad, la seguridad personal, la vivienda, la industria petrolera y petroquímica, la energía eléctrica y del aparato productivo del país. Y si nos referimos a lo institucional, descripciones no menos alarmantes pueden hacerse de lo militar, el sistema judicial, el Banco Central, la Asamblea Nacional y la Contraloría, por mencionar sólo algunos ejemplos de cómo pueden desnaturalizarse organizaciones públicas de tan vital importancia para la vida republicana y el desarrollo del país.

Pero en la circunstancia que vivimos la percepción de desastre no es exclusiva de expertos o de analistas que pasan sus días revisando estadísticas para emitir su opinión en los medios o en los foros sobre perspectivas económicas y políticas que cunden a finales o comienzos de cada año. Recientes sondeos de opinión, como el de Datanálisis, muestran que la misma apreciación cobra más y más fuerza en el ciudadano común. Crece rápidamente la proporción de la población que evalúa negativamente la situación del país, e, incluso, la de quienes juzgan como negativa su situación personal. Nada debe sorprendernos que así piense parte importante de la población. Es imposible ocultar lo tangible que golpea los sentidos: el número de personas asesinadas, las horas o días sin energía eléctrica, la escasez de viviendas, los huecos y la basura en las calles, las condiciones de los planteles escolares y los hospitales, los familiares y amigos que sufren de enfermedades como el dengue, la injusta inflación que engulle los ingresos de los trabajadores.

Si el desastre tangible exige nuestra mayor atención, también lo demanda la apreciación que de la situación actual hace la gente. Así, es elocuente que dos grandes actores sean señalados como responsables del desastre en que nos hundimos: el presidente Chávez y el pueblo venezolano. También lo es que la desconfianza en el Presidente se aproxima a 60%, y en los mismos estratos D y E, que tanto han simpatizado con él, esa desconfianza ha crecido recientemente.

El señalamiento del pueblo como culpable merece ser destacado. Desde hace tiempo sabemos que para unos cuantos venezolanos el pueblo es el primer responsable de los males del país. No es novedad, por ejemplo, que para cierto antichavismo, el pueblo sea el responsable de haber llevado a Chávez al poder. Ahora lo nuevo es que la misma gente pro gobierno sea la más inclinada a señalar al pueblo como culpable de los males que sufrimos. En este sentido, no puede pasar inadvertido que en los últimos tiempos al Presidente le ha dado por señalar a la gente como alguien que contribuye a que ciertos problemas existan y persistan (no nos bañamos rápidamente, no ahorramos electricidad, pedimos aumentos salariales, somos consumistas, comemos mucho). En esto de ver las culpas del pueblo, la revolución y la reacción convergen cada vez más. Tal manera de ver al pueblo profundiza la brecha con un gobierno que ha decepcionado a las inmensas mayorías y crea un vacío político que nadie logra llenar.

¿Qué panorama anuncia el desastre tangible y las reacciones de la gente que, ante éste, se siente abatida y desilusionada? Las cosas parecen apuntar hacia una destructora anarquía y una eventual salida autoritaria. Hacia allá vamos a pasos crecientemente acelerados. De este terrible futuro podemos salvarnos si alguien articula una propuesta alternativa que responda a las necesidades de la gente, que sea convincente y luzca viable. Esa propuesta todavía no existe.

Prof. José Mayora\\ Los moles de Jackeline

En días pasados, a raíz de la inocultable situación eléctrica, la súper gerente capitalina mencionaba la existencia de 26 moles que, en Caracas, contribuían con esta crisis. De verdad que en principio no logré descifrar las palabras de tan polifacética gerente. Inmediatamente acudí al diccionario y conseguí que la palabra mole significa algo muy grande y corpulento. Es decir, que sí capté la idea, lo que la funcionaria de marras quería decir era que existían 26 grandes problemas que afectaban la generación eléctrica.

Imagínense que el Gobierno se ponga eficiente y comience a construir o a dar incentivos a la iniciativa privada para que construya viviendas, colapsarían las ciudades donde hay más déficit de vivienda pues, por decir lo menos, se incrementarán significativamente las unidades baño, las estufas, las lavadoras y los encuentros familiares.

La salud no se queda atrás. Baste que el Gobierno decida, por una parte, restituir a los hospitales su operatividad y que Barrio Adentro rescate los dos mil y pico de centros que están inoperantes, para que vean lo que significa consumo de energía eléctrica. Piensen en este escenario: quirófanos operando; laboratorios haciendo exámenes de sangre, orina y heces; médicos cubanos atendiendo consultas diariamente, en fin, fundiendo los medidores de luz.

Parte de la preocupación de la señora Faría son los maratónicos programas dominicales del señor Presidente. Su preocupación no es sólo por lo que duran, piense en aquellos funcionarios que no asistieron al programa y que deben verlo por televisión o escucharlo por la radio oficial. Súmele también, la cantidad de medios privados que tienen que ver ese programa pues caso contrario, corren el riesgo de estar desinformados.

Me imagino que usted debe tener poder suficiente para detener la reconstrucción de la torre de Parque Central. Usted se imagina jefa lo que significaría esa torre tragando kilovatios hasta avanzadas horas de la madrugada, tal como lo ha dicho el líder del proceso haciendo referencia que en la revolución no hay horario laboral, de tal suerte que los empleados públicos deben estar como los Boy Scouts: siempre listos.

¿Y el Sambil, qué? Esta mole es como un bunker de sueños, un refugio, un espacio fresco, limpio, con vitrinas hipnotizantes y circulación segura, el cual usted y su jefe quisieran verlo vacío no sólo por lo del ahorro energético, sino también porque se combatiría el flagelo del consumismo capitalista. No obstante, si usted quiere pasar a la mera historia, hay una idea que puesta en práctica dejaría vacío a cualquier espacio similar. En uno de sus acostumbrados soliloquios dominicales, su jefe prometió la restitución de la salubridad, cristalinidad y desfecalización del río Guaire. Imagínese señora Faría que ese gentío que irracionalmente se refugia en los centros comerciales, se desplazara masivamente a la ribera del Guaire para disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor: balnearios llenos de pueblo; ferias de comida con leña; lanchitas propulsadas con tracción de sangre; parejas caminando bajo las románticas luces de bombillos ahorradores de energía, traídos de Cuba.

Todo lo anterior pasa por entender que el presupuesto nacional del 2010, se ha constituido también en una mole, no porque consuma electricidad, ¡no! Al contrario, la inversión para el sector eléctrico disminuyó con relación al año 2009 y de tal disminución solo queda el recrudecimiento de la crisis. Mucho me temo que no habrá luz al final del túnel: eso sí es una mole.

Artículo de opinión
jueves, 26 de noviembre de 2009
Mayora.j@gmail.com
www.eluniversal.com

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Recursos sociales bajo control de Chávez se multiplicarán por siete en 2010

Hasta 2009, programas de salud, educación o cultura dependían de diversos ministerios, pero en 2010 estos pasarán a manos del despacho presidencial. "La decisión de Chávez de seguir concentrando funciones demuestra la poca confianza que tiene en sus ministros, pero hay que destacar que 2010 es año electoral y el presidente ha recordado en muchas ocasiones que quiere mantener el control del país", explicó el analista político José Vicente Carrasquero

[Planes sociales bajo control de Chávez se multiplicarán por siete en 2010]
Chávez saluda escoltado AP
El poder de gasto del presidente Hugo Chávez será de USD 1.500 millones en 2010, más de siete veces superior al de 2009, según el proyecto de presupuesto venezolano, que muestra la centralización de recursos de parte del mandatario, como por ejemplo para programas sociales.

"El crecimiento del presupuesto del despacho presidencial se explica por el traslado a este organismo de los gastos de la mayoría de las misiones (programas) sociales, que serán directamente administradas por Chávez", explicó el economista de la ONG Transparencia Venezuela, José Ramón Morales.

Mientras que en 2009 la presidencia tuvo un presupuesto de 209 millones de dólares (más créditos adicionales por otros 20 millones), en 2010 dispondrá de 1.504 millones de dólares, es decir un 638% superior.

Un aumento neto de 638%, que rondaría 500% de considerarse la inflación, y del cual 1.287 millones estarán destinados a financiar programas sociales.

Hasta 2009, programas de salud, educación o cultura dependían de diversos ministerios, pero en 2010 estos pasarán a manos del despacho presidencial.

"La decisión de Chávez de seguir concentrando funciones demuestra la poca confianza que tiene en sus ministros, pero hay que destacar que 2010 es año electoral y el presidente ha recordado en muchas ocasiones que quiere mantener el control del país", explicó el analista político José Vicente Carrasquero.

"Sólo actuando discrecionalmente para mostrar que las bondades de las misiones sociales provienen de él, Chávez podrá endosar su popularidad a sus candidatos", añadió.

En septiembre de 2010 se elegirán nuevos diputados para la Asamblea Nacional (Parlamento), donde actualmente la oposición tiene una docena de representantes sobre los 167 que integran el organismo.

Recientemente, Chávez subrayó que es necesario ganar al menos dos tercios de los escaños "para asegurar la continuidad de la revolución" y advirtió de que una mayoría opositora "haría leyes para sabotear al gobierno".

De acuerdo con los analistas, la necesidad del presidente de ganar las parlamentarias lo llevaría a desoír las buenas prácticas internacionales que "recomiendan que el gasto social se lleve alejado de los centros de decisión política, para evitar la manipulación electoral", dijo Morales.

Según el proyecto de presupuesto, Chávez no sólo controlará los recursos de los programas sociales. Su despacho contará con 60 millones de dólares para "transferencias a entes descentralizados" que no están desglosadas en el presupuesto, aunque sí se especifica su finalidad: "La construcción de la suprema felicidad".

En el presupuesto de 2009 la presidencia contó con menos de dos millones de dólares para estos fines.

En cuanto a los gastos propios del despacho y del presidente, el aumento con respecto a 2009 es de 50%. Mientras que en 2009 se destinaron unos 5,5 millones de dólares para la "seguridad, custodia y transporte aéreo presidencial", en 2010 se gastarán 8,3 millones para este fin.

En los gastos del despacho se incluyen además 6 millones de dólares para viajes, 280.000 dólares para calzado y vestido y 145.000 dólares para productos de tocador.

Aunque la cuenta es larga y detallada, dos gastos de gran envergadura vinculados con el mandatario se mantienen fuera del presupuesto del despacho presidencial: la Guardia de Honor, que custodia a Chávez, costará 8 millones de dólares al Ministerio de Defensa.

Y la difusión mediática de la gestión presidencial, además del programa radial y televisivo "Aló, Presidente", costarán al ministerio de Comunicación otros 12 millones de dólares.

El presupuesto de 2010 no ha sido aprobado en segunda discusión por la Asamblea Nacional, pero se espera que esto ocurra antes del 15 de diciembre.

El economista José Manuel Puente no lo pone en duda: "Venezuela ha retrocedido en la descentralización presupuestaria y ha ocurrido algo preocupante: desde 2004, todos los presupuestos introducidos por el Ejecutivo han sido aprobados sin cambios por los diputados".

Noticia aparecida en El Nacional
Miércoles, 25 de noviembre de 2009
www.el-nacional.com
Prof. Jósé Manuel Puente

Menores inversiones inciden en caída sostenida de la producción

La contracción económica que reflejó el sector petrolero al cierre del tercer trimestre del año 2009 es un reflejo de la caída sostenida de la producción de hidrocarburos, debido al impacto que sobre la actividad tiene la disminución de las inversiones, no sólo por parte de Pdvsa, sino del sector petrolero privado.

El gobierno se empeña en atribuir a los recortes de producción de la OPEP la disminución de 9,5% que reflejó el PIB petrolero. Chávez dijo el pasado miércoles por la noche, en un acto del PSUV, que "la lógica del capital nos indica que para que el PIB petrolero suba hay que incrementar la producción. Yo podría decir ahora `vamos a romper con la OPEP, vamos a producir 3,5 millones de barriles’. De inmediato el PIB se pondría por encima de cero", ilustró el jefe de Estado, señalando que una medida de este tipo sería "catastrófica" para el país.

En efecto, cuando se compara la producción del tercer trimestre de 2008, que fue de 3,267 millones de barriles diarios, frente a 3,04 mbd en igual período de este año, se obtiene una contracción similar a la indicada por el BCV. Y si a ello se suma que el PIB petrolero tuvo en el tercer trimestre de 2008 el crecimiento más alto (+4,4%), es posible explicar porqué se contrajo tan bruscamente la actividad en este período.

Sin embargo, el mayor impacto del recorte Opep debió contabilizarse en el primer trimestre del año. Era a partir del primero de enero cuando Venezuela debía sacar del mercado 189.000 barriles diarios, correspondientes a la reducción que se acordó en diciembre de 2008 en Argelia. Estos volúmenes se sumaban a otros 176.000 barriles que le correspondía a Venezuela disminuir en su producción en septiembre y octubre de ese año.

Aunque el vicepresidente de Pdvsa, Eulogio del Pino, señaló a mediados de año que el recorte OPEP se había revertido, el profesor del IESA, Abelardo Daza, no cree que esto haya sucedido. "O el recorte no se ejecutó en su totalidad en el primer trimestre, sino progresivamente, o habría problemas operativos vinculados a una baja en la producción, porque hay un declive permanente".

Según los cálculos del economista, al observar el comportamiento de la actividad petrolera durante los primeros nueve meses del año, comparando un trimestre contra el período anterior, se observa una caída de casi 100.000 barriles diarios.

Al comparar el primer trimestre de 2009 contra el último de 2008, se obtiene un retroceso de 8,1%, equivalente a 240.000 barriles, lo que reflejaría el cumplimiento del recorte OPEP.
Entre el primero y segundo trimestre del año, el PIB petrolero muestra un descenso de 1% (30.000 b/d); mientras que entre el segundo y el tercero la baja es de 2,1% (60.000 b/d).

El analista de Barclays Capital, Alejandro Grisanti, señaló en su más reciente informe que según la evolución trimestral del PIB petrolero se evidencia que los resultados del tercer trimestre de 2009 son los más bajos desde 1997, exceptuando el segundo y cuarto trimestre de 2002 y el primero de 2003, por los paros petroleros que tuvieron lugar en esa fecha.

"Comparando el PIB petrolero en 2009 con igual período de 1998, obtenemos una declinación de 16,7% en los 11 años del gobierno de Chávez. Es la primera vez que usando cifras oficiales es posible mostrar la tendencia negativa de la producción petrolera venezolana (...) No obstante, queremos resaltar que nosotros creemos que el actual nivel de producción de crudo es cercano a los números de Pdvsa, y que básicamente la diferencia principal con las otras fuentes es que no incluyen la producción de crudo extrapesado de la Faja del Orinoco", dice el documento.

Tapar el sol

Y es que asumiendo la data oficial se evidencia una caída sostenida de la producción que estaría estrechamente vinculada a los niveles de inversión, un aspecto también reconocido por Grisanti.
"La caja de Pdvsa ha estado sometida a una presión muy importante", expresa Daza. No hay espacio para especular en este sentido. La semana pasada, cuando la estatal petrolera reveló su informe financiero del primer semestre, reafirmó la tesis de los economistas.

Al 30 de junio de 2009, las inversiones de Pdvsa en Venezuela se contrajeron 32% al pasar de 6.476 millones de dólares en el primer semestre de 2008 a 4.398 millones de dólares en los seis primeros meses de 2009. La empresa lo atribuyó a un recorte presupuestario "por el impacto de la crisis financiera internacional".

La caída más acentuada se reflejó en las actividades de exploración y producción, donde los desembolsos disminuyeron 43%, y en el sector de gas 33%.
La deficiencia en los niveles de inversión está atada al control de cambio. "Aunque se especula que una porción de las divisas que obtiene Pdvsa se cambian en el mercado de permuta, a Pdvsa le está afectando la tasa de cambio oficial", dice Daza.

Noticia aparecida en El Nacional
Prof. Abelardo Daza
Miércoles, 25 de noviembre de 2009

martes, 24 de noviembre de 2009

Hace algún tiempo un periodista del exterior me pidió que definiera la gestión del actual gobierno en una sola palabra. Incompetencia fue la que emanó de modo instantáneo. Luego vinieron otras que también describen lo que estamos viviendo: violación de los derechos fundamentales, deterioro de valores, inflación, carencia de oportunidades, abatimiento de la calidad de vida.

Tuvimos gobiernos competentes en materia de servicios públicos y otros que se las arreglaron para construir mucho y no mantener nada, pero el número de venezolanos que recibió el beneficio de contar con agua, cloacas, electricidad, carreteras, servicios médicos diversos, recolección de basura y cierta seguridad personal, aumentó sin cesar desde 1930 hasta comienzos del siglo XXI. No hay duda que la Venezuela del año 1998 era bien diferente a la atrasada nación palúdica y sin futuro de 1920 o 1930 cuando sólo había 500 estudiantes universitarios y la expectativa de vida no llegaba a los 40 años. Gente de mi generación debe recordar cuan pobre y atrasado era nuestro país al terminar la Segunda Guerra Mundial. Viajar a los Andes era una osadía, la leña era el combustible usual, no había niño pobre sin parásitos intestinales. Piojos, sarna, diarreas y tuberculosis cosas con lo que se vivía. Velas, totumas, calles de tierra donde deambulaban perros sarnosos, gallinas y cochinos. Las mujeres molían maíz y lavaban al borde de las quebradas. El gobierno era tan pobre como el pueblo.

Hoy la incompetencia nos está llevando vertiginosamente hacia el pasado. El deterioro de los servicios es impresionante: fallas en la electricidad, racionamiento de agua, vías intransitables, hospitales deteriorados, servicios de policía inexistentes, no hay nuevas autopistas o distribuidores que alivien el tránsito de las grandes ciudades. La basura se acumula en todas partes, las aguas negras corren por el centro de las calles, no hay suficientes colegios, ni maestros de matemáticas, física o química. La gran diferencia es que ahora el gobierno es rico y el pueblo sigue siendo pobre.

Las obras públicas no se concluyen o no se inician. La inseguridad crece a la par de la inflación, la corrupción y los episodios de escasez. En cualquier país medianamente civilizado la mayoría de los ministros hubieran recibido un voto de censura del Congreso y buen número de ellos hubiese sido destituido. Aquí cuando fracasan en su gestión son transferidos a otro para que sigan destruyendo. Al final uno concluye: la incompetencia es parte esencial de la política del gobierno. Su objetivo, arruinar, destruir, abatir la moral pública, generar terror, debilitar las ideas democráticas y eliminar la educación obligando a los jóvenes a repasar sus textos a la luz de las velas. La pobreza, el caos y la destrucción alimentan el proceso. Un pueblo próspero jamás pensaría darle apoyo a un gobierno que destruye todo lo que toca. Pero frente a la incompetencia del gobierno se yergue también la de la oposición que en lugar de crear uno o dos partidos con alguna fuerza, sigue pulverizada en microunidades que lucen poco atractivas para la enorme masa de descontentos.

Artículo de opinión
Martes, 24 de noviembre de 2009
www.eluniversal.com

lunes, 23 de noviembre de 2009

Inflación 2009- 2010

Durante los años de la bonanza petrolera la inflación fue elevada debido al crecimiento desproporcionado del consumo privado, el cual aumentaba más intensamente que la producción interna. Pero durante los últimos meses la situación ha sido muy diferente, ya que el consumo, lejos de seguir creciendo, se está contrayendo debido a la menor capacidad de compra de los consumidores. De allí que sea válido preguntarnos cuáles son entonces las causas que siguen generando la alta inflación que padecemos.

El reciente aumento sostenido e intenso de los precios se debe fundamentalmente a dos factores, el aumento de los costos de producción y la limitada capacidad del aparato productivo local para incrementar la oferta. Es decir, hemos pasado de una inflación por empuje de demanda a otra por presión de costos y por problemas estructurales. Los menores ingresos de divisas debido a los precios petroleros más bajos y a los mermados volúmenes de exportación han obligado al Gobierno a restringir el acceso a los dólares preferenciales, lo cual ha hecho que muchas de las importaciones que antes se hacían con divisas subsidiadas ahora se hagan con dólares muchos más costosos, que se adquieren al tipo de cambio de permuta. Esto ha implicado una devaluación de hecho, aun cuando no se haya modificado la tasa oficial, vigente desde hace más de cuatro años y medio, ya que el tipo de cambio promedio al que se han hecho las importaciones de este año es muy superior al del año pasado, cuando las abundantes aprobaciones de Cadivi permitieron que muchas de las compras foráneas se hicieran a bajo costo.

Otro factor inflacionario es la fijación de precios con base en los costos esperados de reposición, ya que cuanto mayor sea la incertidumbre acerca de las posibilidades de seguir teniendo acceso a dólares preferenciales, los productores, comerciantes e importadores elevan sus precios para asegurarse de que cuando tengan que reponer sus insumos o productos importados contarán con los bolívares suficientes para seguir comprando moneda extranjera, pero a un precio mucho mayor.

Adicionalmente, el constante hostigamiento gubernamental al aparato productivo privado a través de expropiaciones, intervenciones, penalizaciones y controles de todo tipo, combinado con la pérdida de competitividad debido a la elevadísima sobrevaluación de la moneda, han mermado la capacidad de respuesta de las unidades de producción, lo que crea limitaciones de oferta de bienes y servicios, deficiencia estructural que también contribuye al aumento de los precios.

Todo indica que estos problemas continuarán presentes durante 2010, año en el cual puede materializarse una inflación aún más alta. Ello puede deberse a los mayores costos de producción por el deterioro de los servicios de electricidad y agua, a la eventual aplicación de la nueva Ley del Trabajo y al incremento que podrían experimentar algunos impuestos indirectos. Adicionalmente, si con el afán de generar votos favorables en las elecciones parlamentarias del próximo septiembre el Gobierno obliga de nuevo al BCV a transferir abundantes reservas internacionales al Fonden, y a financiar gasto público a través de la creación masiva de dinero inorgánico, el problema podría verse acentuado.

Ojalá se tome conciencia de los factores inflacionarios que nos aquejan y se actúe con decisión para corregirlos. De lo contrario, seguiremos sufriendo los devastadores y empobrecedores efectos de ese flagelo.

Artículo de opinión
Lunes, 23 de noviembre de 2009
www.el-nacional.com

viernes, 20 de noviembre de 2009

Miguel Ángel Santos \\ Blindados contra el progreso

De acuerdo con el informe del BCV, la producción de nuestra economía ha caído 4,5% durante el tercer trimestre, una reducción de 2,2% en los primeros nueve meses. Aquí también el contexto es bastante más importante que el número en sí. Aunque la mayoría de las economías del mundo han experimentado episodios similares desde la crisis del 2007, a estas alturas del juego ya han dejado lo peor atrás y se puede decir que vienen de regreso. El consenso de los analistas en torno a la recuperación económica proyectada para 2010 es casi tan modesto como unánime, con dos excepciones: Hungría (-1,0%) y Venezuela (-3,4%). Nuestro país parece ser el único para quien el próximo año será todavía más difícil que éste (-3,0%).

No se puede considerar la caída en la producción sin tener en cuenta que el propio gobierno decidió a comienzos de año sacrificar reservas internacionales y ejecutar un programa de endeudamiento público muy agresivo para tratar de mantener a flote la economía venezolana. En los nueve primeros meses del año Venezuela perdió 25% de sus reservas internacionales, equivalentes a 9.713 millones de dólares. En ese período, la deuda pública externa creció 19%, 9.030 millones de dólares que ahora nos dejan con un total de 55.685 (hasta el cierre de octubre, pero hay más deuda en camino). A nivel interno también se emitieron 18.445 millones de bolívares fuertes, que aumentaron la deuda pública en moneda local en 60%. Es a la luz de ese endeudamiento masivo que se debe considerar la caída registrada en la producción.

Y es que no todos los años nos vamos a poder dar el lujo de ponerle encima a nuestros activos (que siguen depreciándose, dada la ausencia de inversión) una cantidad cada vez mayor de deuda. Para hacernos una idea, a comienzos del año y calculando el PIB a tasa oficial (2.15), la deuda pública representaba 18% del tamaño de nuestra economía. Ahora se encuentra alrededor en 24%. Esa es el artificio contable que utilizan en Carmelitas para sostener que nuestro endeudamiento sigue siendo "muy razonable". Si se calcula a tasa paralela, la deuda representa 50% de nuestra producción nacional, a M2/RIN (6.7 VEF/Dólar) alcanza 58% del PIB. En 1998 nuestra deuda total representaba 29% del PIB.

Se acentúa la tendencia de cambio en la propiedad de los medios de producción: en los últimos dos años el PIB público ha crecido 27% y el privado ha caído -3%. Ya salió por ahí Alí Rodríguez, a proponer una "nueva forma de medir el PIB", algo que de seguro no se le hubiese ocurrido de haber sido positivo el resultado. Por un lado ha resucitado una vieja idea de Bernardo Ferrán, según la cual conviene ponderar las categorías de producción por el empleo. Pues bien, aquí construcción (+4,3%), manufactura (-9,2%) y comercio (-11,5%) representan dos tercios del empleo. No pareciera que los va a ayudar mucho. También ha asomado medir la producción según su valor actual. Si se hace así, el peso del petróleo (hoy en día ponderado a precios de 1997) crecería significativamente, y es allí en donde se ha registrado nuestra caída más fuerte (-9,5%). Y es que para encontrar un método que refleje algún crecimiento de aquí para adelante va a hacer falta algo más de creatividad.

Artículo de opinión
Viernes, 20 de noviembre de 2009
www.miguelangelsantos.blogspot.com

jueves, 19 de noviembre de 2009

José Mayora \\ Piñero no me vas a sacar del tema

Después de participar en una incuestionable demostración de escuálido compromiso socialista y de desapego bolivariano, el líder del proceso dio una rueda de prensa en la cual trató de dar mayor relevancia a la gesta de participación habida ese día, un paso más hacia la sociedad socialista como meta revolucionaria. No contaba el comandante presidente con la presencia de un joven periodista de Televen apellidado Piñero, quien tuvo el atrevimiento de preguntar sobre las medidas del gobierno para enfrentar la inseguridad.

La incomodidad del líder y su destemplada respuesta, fue acompañada con la sonrisa babosa de los incondicionales, Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez. El líder no reparó en la brillante oportunidad que le brindaba Piñerito de rescatar una audiencia electoral que se desvanece sin prisa pero sin pausa. Imagínense por un momento los lectores, que el comandante le hubiese dedicado tiempo para decir todo lo que han hecho, todo lo que han logrado y todo lo que falta por hacer en esta materia, recuento que a su vez, se hubiese podido enmarcar en una especie de decreto de guerra a muerte a la delincuencia con el mismo furor con que se lo decreta a la "indigna oposición" (palabras textuales del presidente).

Eludiendo la respuesta, el líder escogió un camino por donde lamentablemente no ha transitado la revolución, esgrimiendo un discurso que cansa y adormece por su exagerado y frecuente uso como por la monotonía en su cadencia: la causa de la inseguridad Piñero, es el modelo capitalista de organización social. ¡Pero hay solución: la sociedad socialista! Es decir, que mientras existan vestigios de capitalismo, no habrá manera de enfrentar la inseguridad.

A Piñero no le contestaron no sólo por la dificultad de una respuesta en este tema, sino porque el líder no soporta la crítica. Piñero hizo lo que cualquier periodista en su sano juicio haría, indagar acerca de un déficit de este gobierno (uno más). Pero el líder no lo interpretó así, más bien pensó que Piñero era un enviado de la contrarrevolución y como tal no se le podía responder. Además, y más grave aún, el líder tampoco tenía nada que decir sobre el espinoso tema.

Hay que ponerse en las botas del comandante para entender que el momento por el cual atraviesa no es fácil, es como una encrucijada sin salida: las luces que no prenden y el agua que no moja; la impopularidad de una guerra sin soldados; la incapacidad de un equipo de gobierno seleccionado para que no se destaque; la imposibilidad de acabar con el capitalismo; la empinada cuesta en que se le ha transformado la consolidación de la sociedad socialista; la prusiana maquinaria del PSUV que movilizó escasamente una tercera parte de las expectativas; su irritante y egocéntrica personalidad; y, por si fuera poco, Piñero con su incómoda pregunta: ¿no es lo anterior motivo suficiente para encolerizarlo?

Si después de 10 años no hay respuesta a los problemas populares; si después de 10 años la única respuesta es la eliminación, sin matices, del modelo capitalista, para el 2019 el proceso tendrá que prescindir de los Piñeros que formulen preguntas incómodas, indicador evidente del arribo al olimpo socialista.

Por eso creo que necesitamos más Piñeros para que hagan las preguntas que incomoden a unos y pongan a reflexionar a otros, en la búsqueda de un camino para la verdadera reconquista popular de los poderes públicos, en un marco democrático. Este sueño será realidad cuando logremos el primer paso: la Asamblea Nacional.

Artículo de opinión
Jueves, 19 de noviembre de 2009
www.eluniversal.com

Lanzamiento del Executive MBA 2010

IESA lanza oferta académica
Executive MBA: Un nuevo reto para los gerentes


Caracas, 19 de noviembre de 2009.- El IESA lanza su nueva oferta académica el Master en Administración Ejecutiva (EMBA), que se perfile como el nuevo reto académico de los gerentes y profesionales venezolanos. La cita es el día 25 de noviembre a las 6:00 p.m. en la sede IESA, San Bernardino, Caracas, donde los asistentes conocerán a detalle todos los requisitos, pensum y beneficios del EMBA.

El EMBA está diseñado para ejecutivos con experiencias, que están preparados para asumir mayores retos y ser los líderes en sus áreas y responsables de la transformación en su organización y en la sociedad. Una experiencia de aprendizaje integral y multidisciplinaria en la que los estudiantes se nutren tanto de los profesores como de sus compañeros y obtienen el título reconocido internacionalmente.

Tiene una duración de 6 trimestres, con clases 4 días al mes, y es por ello que no interfiere en el trabajo, además de la oportunidad de una experiencia complementaria en el exterior.

Está dirigido a profesionales que poseen de más de ocho años de experiencia laboral, que ocupan posiciones gerenciales medias, especialistas seniors y dueños de medianas y pequeñas empresas.
En el proceso de selección, IESA promoverá la conformación de un grupo de profesionales con elevado interés en
• aumentar sus conocimientos gerenciales
• potenciar sus capacidades para ejercer el liderazgo en sus equipos de trabajo,
• identificar oportunidades de negocios,
• tomar decisiones gerenciales acertadas, y
• construir soluciones a futuro para enfrentar los retos gerenciales de alto nivel y alcanzar el éxito profesional.

Para mayor información comuníquese con la oficina de Admisiones por los teléfonos 0212-555.43.71/ 555.4354 / Fax: 0212-555.4470 o por el correo electrónico: admisiones@iesa.edu.ve.


Sala de prensa, IESA
www.iesa.edu.ve
Síguenos por twitter: @IESA

lunes, 16 de noviembre de 2009

Una mirada perpendicular sobre la economía venezolana

HERMAN SIFONTES El presidente ejecutivo de Econoinvest se refirió a las "cifras contundentes de Asdrúbal BaptistaUna rápida lectura del primer Encuentro de Perspectivas Económicas del nuevo diario El Mundo Economía y Negocios habla de la diversidad de sus ponentes.
Pienso que sólo una marca como la Cadena Capriles pudo haber convocado en un mismo panel, a voces divergentes en política.

Fueron muy importantes para los participantes, las opiniones de los actores del Gobierno en materia de proyecciones económicas, así como la presencia del ex ministro Rodrigo Cabezas y del ministro Alí Rodríguez Araque, que permitió tener una mirada perpendicular sobre el año 2010.

Desde una perspectiva plural asistí entonces a este encuentro, donde por lo demás encontré profundas afinidades en los planteamientos hechos por los diferentes actores.

Tanto el doctor Pedro Palma como el ministro Rodríguez Araque coincidieron en la necesidad de animar al sector privado para recuperar el crecimiento económico de manera sostenida.

Las cifras del profesor Asdrúbal Baptista fueron demasiado contundentes para demostrar que la falta de inversión privada en las dos últimas décadas hace imperativo trazar una estrategia, para estimular al empresariado a apostar en un largo plazo.

Parece que no es posible crecer sin la participación dinámica de este sector, que aporta a la economía más de dos terceras partes de su tamaño.

Más allá del diagnóstico --con un profundo sesgo ideológico-del ex ministro Cabezas sobre la perspectiva del sistema financiero global, o el destino del capitalismo financiero, se hizo claro que hay otra convergencia: la urgencia de establecer políticas claras, ante las enormes necesidades de financiamiento que requiere el Estado venezolano, para mantener su infraestructura actual y desarrollar las acciones estratégicas para 2010. El ministro Rodríguez las describió muy bien: ampliar el sector agroindustrial venezolano e invertir en un gran programa habitacional.

Hay que crear cuanto antes las condiciones para ampliar la base de ahorro doméstico, facilitar la inversión extrajera y promover una gran campaña contra el consumismo frenético e irresponsable, que hoy ahoga las finanzas públicas y privadas.

Me sorprendió gratamente oír al ministro Rodríguez decir que es fundamental acabar con la cultura rentista petrolera, que es fundamental promover los valores asociados al ahorro, la inversión y el trabajo productivo, para lograr un desarrollo sostenido y equilibrado.

Pienso que más allá de las posiciones políticas, sobre esta aspiraciónquedejóelministroRodríguez en el aire, se puede establecer un gran consenso nacional. Creo que este es el anhelo de una gran parte del país, que sueña con una Venezuela que inspire estos valores.

Más allá de las proyecciones puntuales de inflación, tipo de cambio y déficit fiscal, hay un país que requiere del ahorro y de la inversión de todos, condiciones del mercado para crecer de manera sostenida y equilibrada.

Noticia aparecida en El Mundo Economía&Negocios
Lunes, 16 de noviembre de 2009
www.elmundo.com.ve

viernes, 13 de noviembre de 2009

Miguel Ángel Santos \\ El castillo de arena de la revolución

Per Bak, físico danés fallecido en 2002, pasó buena parte de su corta vida estudiando las propiedades de las pirámides de arena: Si uno deja caer arena desde un punto fijo, configurando un pequeño cono, ¿es posible predecir cuándo colapsará la estructura? Su trabajo ha sido incorporado dentro de una corriente que estudia - desde una perspectiva no-lineal - la ocurrencia de eventos bastante improbables, que causan enormes impactos en el orden mundial. Dentro de esa línea de investigación se ubica también Nassim Taleb (the black swan): "El mundo de hoy y todo el desarrollo de la historia ha estado marcado por la ocurrencia de unos pocos eventos, muy improbables, de naturaleza impredecible".

Es difícil no identificarse con Bak, los contornos de las preguntas que nos hacemos con más frecuencia sobresalen, en una suerte de relieve, de las líneas de su trabajo más conocido (Self-Organized criticality): "Luego de un período inicial de acumulación, en el cual la arena se agrupa y distribuye en forma de pirámide, la estructura se vuelve inestable& entrando en una fase crítica en donde cualquier grano de arena podría causar una avalancha, pero también podría incorporar miles de granos adicionales antes de desintegrarse& la dinámica interna de estos sistemas es desconocida& Viendo la inestabilidad de las pirámides de arena, uno se maravilla de que no haya nada en toda la ciencia física o matemática que pueda ayudar a entender mejor qué viene a continuación". La moraleja es que no tiene sentido invertir en tratar de pronosticar eventos que por naturaleza son impredecibles. Es mejor invertir en prepararse para su ocurrencia, desarrollar nuestra capacidad de asimilar golpes (resiliencia) y nunca sentirse demasiado cómodo o confiado.

Dentro de esa misma tendencia destaca la tesis Holling-Levin: Las variables con mayor probabilidad de provocar un quiebre en un sistema complejo no son las más volátiles, las que cambian todos los días, sino aquellas que cambian lentamente. En el caso de la economía venezolana es fácil identificar esas variables volátiles que capturan toda nuestra atención diaria: Los precios del petróleo, la cotización del dólar paralelo, las asignaciones de Cadivi. De acuerdo con Holling-Levin, la cosa no va por aquí. La clave está en las variables que cambian muy lentamente, a las que solemos prestarle menos atención.

Nuestra producción petrolera (pasamos de 3.4 MBD en 1999 a 2.2 MBD en 2009), nuestra mayor dependencia de Estados Unidos (75% de nuestras exportaciones petroleras, en contraste con el 65% de hace diez años), la menor dependencia de Estados Unidos del crudo venezolano (pasamos de 18.5% de sus importaciones a sólo 9.6% entre 1999-2009), el cambio institucional que ha tenido lugar en la estructura de propiedad de los medios de producción, la caída de la inversión privada por debajo de la línea de depreciación, la pérdida de potencial productivo, la deserción escolar. Son esos los granos que van cayendo poco a poco sobre la pirámide de arena, es allí en donde se está gestando, según una dinámica inescrutable, nuestra avalancha. Volviendo a Bak: "Es casi tan seguro que se vendrá abajo como imposible de predecir cuándo".

Artículo de opinión
Viernes, 13 de noviembre de 2009
wwww.eluniversal.com

jueves, 12 de noviembre de 2009

José Mayora \\ El regreso de la bodega de la Esquina

La Bodega de la Esquina fue un programa emblemático de la Caracas que se imaginaba la vida a través de la radio. Su propietario, Cleto Quiñones, era un viejo afable y algo sordo, quien contaba con la ayuda de un dependiente, alocado y veladamente irrespetuoso, interpretado por Amador Bendayán. Las transacciones se hacían en porciones más o menos equitativas: una puya de manteca; dos cuartillos de papelón; medio de azúcar; una locha de sal; un real de pescado salado. Los artículos de higiene personal como la totuma y el estropajo, se vendían por unidad, mientras que Las Llaves y Lavasol, jabones para bañarse y lavar la ropa, se detallaban. Don Cleto iba memorizando los artículos a despachar y, finalmente, los anotaba en el mismo papel donde los envolvería, usando para ello un lápiz que se colocaba en la oreja.

Las habilidades de Don Cleto, que eran muchas, no le permitieron vislumbrar la evolución de las bodegas hasta el hipermercado. Su horizonte vital se agotaba en el barrio. Mucho menos se imaginaría que en un futuro lejano, esa Venezuela primitiva, tendría suficiente capacidad adquisitiva para comprar y colocar en el espacio un satélite. Es más, Don Cleto jamás llegó a saber qué era un satélite.

Afortunadamente, los venezolanos decidieron superar esa Venezuela pulpera. Para ello debieron formar los antónimos de Cleto Quiñones, pues no se imaginaban al país gobernado por un homónimo suyo. A Dios gracias, hubo líderes que salieron del país por voluntad propia u obligados por las circunstancias, que leyeron, que estudiaron, que vieron de cerca lo que hacían otros, que se propusieron luchar por una democracia y lo lograron, que desarrollaron una visión planetaria y sacaron a Venezuela del siglo XIX.

Los venezolanos que crecieron en ese proceso decidieron caminar hacia el primer mundo. Sin embargo, sin dudar de su voluntad de progreso, cometieron algunos errores y trataron de enmendarlos dándole la oportunidad a quien pensaron sería el émulo de Simón Macabeo. Cuan equivocados estaban, pues el líder emergente llegó a desandar: ¡vuelvancaras! Para el asombro de muchos, Venezuela comenzó a cambiar. De una visión planetaria retrocedimos a una visión cuartelera; de la lucha social regresamos a la conspiración y el golpismo; de una visión cosmopolita retornamos al parroquialismo retardado; de la autodeterminación ciudadana pasamos a la imposición de conductas superadas; de la humildad del saber bajamos a la prepotencia de la ignorancia; de la honradez de la palabra giramos hacia el verbo cínico.

Es posible que esa retrogradación no haya concluido, pues aún no hemos tocado fondo: ¡siempre podemos estar peor! No obstante, lo inteligente es que nos vayamos preparando para un futuro probable y cercano. Aparte de otras medidas pertinentes, sugiero que hagamos acopio de la mayor cantidad posible de sencillo pues, por los vientos que soplan, las compras del diario las tendremos que hacer en ¡la bodega de la esquina!

Artículo de opinión
El Universal, 12 de noviembre de 2009
mayora.j@gmail.com

www.eluniversal.com